Odio Ser Asocial Sudadera Unisex
Odio Ser Asocial Sudadera Unisex
Odio Ser Asocial Sudadera Unisex
Odio Ser Asocial Sudadera Unisex
Odio Ser Asocial Sudadera Unisex
Odio Ser Asocial Sudadera Unisex

Odio Ser Asocial Sudadera Unisex

26,00 €
Impuestos incluidos

No hay nada peor que caerle bien a toda esa peña que te cae mal ¿Eres más persona o gato?

Por cada venta haremos una donación a la asociación felina Ghato Verde

Modelo Unisex corte Ancho. Felpa perchada 280 gr.

Impresión en DTF

Tallas
Color
  • Negro
Género
  • Sudadera Unisex

Guía de tallas
 

Sudadera para amantes de los gatos y petlovers

¡Ah, los Michis! Esos misteriosos inquilinos, bueno, los dueños de tu casa (asúmelo), que parecen tener su propio universo de normas y comportamientos. La actitud "asocial" de los gatos, y de muchas personas, es un tema fascinante que, al mirarlo de cerca, resulta ser más un malentendido cultural que otra cosa.

Primero, hablemos de esa fama de asociales. Los gatos, a diferencia de los perros, son cazadores solitarios. No necesitan una manada para sobrevivir, lo cual explica su famoso comportamiento independiente. Esto no significa que no quieran compañía, sino que la disfrutan a su manera. Puedes imaginar a un gato diciendo: "Te quiero, humano, pero igualmente te odio, hijo de mil perras, como hagas algo que no quiero"... Pues con las personas, lo mismo.

Los gatos son criaturas de hábitos y territorio. Cuando un gato decide que es hora de esconderse bajo la cama o ignorar majestuosamente a todos los presentes, no es personal; es simplemente su forma de procesar el mundo, lo mismo que cuando terminas de comer y no se van los putos invitados y te dejan dormir la siesta. Piensa en ello como su manera de decir: "Necesito un poco de tiempo para mí, ¿vale?, so desgraciad@".

También tienen su propia forma de comunicarse. Mientras que un perro podría saltar y ladrar para mostrar su alegría, un gato podría simplemente parpadear lentamente, frotarse contra ti o restregarse el culo en tu puta cara. Es su forma elegante de decir: "Eres genial, humano, y si me das mis chuches a diario,mejor". Con las personas lo mismo, pero da un poco de tiempo para restregarle el culo por la cara... y no siempre gusta.

Una vez que un gato te considera parte de su "pandilla", las muestras de afecto pueden ser inesperadas y encantadoras. Desde traerte "regalos" que mejor no describimos hasta despertarte con suaves ronroneos, su forma de demostrar amor es única. De los humanos no te fíes tanto, si te traen regalos es que algo quieren a cambio.

En resumen, los gatos no son asociales, solo son unos incomprendidos que prefieren las relaciones en sus propios términos. Son como ese amigo que no necesita estar constantemente en contacto, pero sabes que siempre cuenta contigo.

En otro resumen: Las personas que te tocan la entrepierna, son gilipollas.

Para acabar, esta es la sudadera de gatos que necesitas.

50 Artículos
No reviews

También podría interesarle

16 otros productos en la misma categoría:

Producto agregado a lista de deseos
Product added to compare.